La publicidad busca su hueco en el filón de los asistentes por voz

EFEFuturo. -A los ya conocidos asistentes para dispositivos móviles tipo Siri de Apple o Google Assistant inspirados para sus respuestas en búsquedas en internet activadas por voz, se suma la actual proliferación de altavoces inteligentes que usan esa tecnología con inteligencia artificial para realizar además tareas como modular el volumen de un dispositivo, activar música, reproducir programas o controlar la luz y temperatura del hogar

Es el caso de Google Home, Alexa de Amazon, HomePod o el español Movistar Home (con el asistente Aura, de Telefónica): más allá del reciente despliegue en España de estos asistentes domésticos, su fuerte demanda confirmada ya estas navidades, hace atisbar un futuro prometedor en línea con la tendencia en EEUU, cuyo mercado más maduro sitúa en uno de cada cuatro los hogares con alguno de estos altavoces.

De hecho, su volumen de ventas elevará el 63% los ingresos de esta industria en 2019, de acuerdo a las previsiones de Deloitte.
Según el director general para el sur de Europa de la plataforma líder en publicidad digital MediaMath, Gonzalo García, son muchas las oportunidades que ofrece esta tecnología por voz a las marcas, aunque existen todavía desafíos para que su uso se acabe generalizando en la publicidad.

El experto precisa en declaraciones a EFEfuturo que se requieren, por ejemplo, sistemas que verifiquen en tiempo real si el usuario que interactúa por voz con el dispositivo es menor o no, dadas las implicaciones legales sobre privacidad que ello podría conllevar.

Esa autenticación de la edad es “complicada”, porque incluso la propia recopilación de información para comprobarlo puede plantear “problemas” si no se garantizan los requisitos que exigen nuevas normativas de privacidad.

Entre otras, se encuentra la directiva de protección de datos en vigor en Europa desde mayo pasado, que afecta especialmente a la publicidad programática o digital, por las grandes cantidades de datos a los que recurre esta para direccionar mejor los contenidos según el consumidor.

Otro reto en opinión del responsable de MediaMath, pasa por integrar de forma natural o nativa los anuncios en las conversaciones con tecnologías por voz, para atraer a unos usuarios que interaccionan con estos dispositivos, pero que no pueden acceder con clics a la publicidad cuando les interesa un producto concreto como hacen sin embargo en los sitios web.

Gonzalo García insiste en que la publicidad tendrá que llegar a ser “suficientemente relevante” para desencadenar conversaciones que animen realmente al usuario a “seguir preguntando” y pidiendo detalles sobre los productos que le interesan.

El consenso sobre la relevancia de la voz es común en el sector publicitario: dado que las peticiones orales de búsquedas serán cada vez más frecuentes, las marcas deben empezar a “construir su identidad de audio” para entender qué quiere el usuario, asegura por su parte la asociación mundial de comunicación y marketing digital IAB, en su informe de predicciones para 2019.

De hecho, la plataforma Amazon planea promocionar productos con su asistente personal Alexa y ha ya mantenido contactos en esa línea con varias marcas, según varios medios.

La voz será “el nuevo control remoto”, dice la IAB para quien las marcas podrían alejarse este año del actual modelo de identidad corporativa basada en sitios web para construir un nueva relación con el consumidor desde el mundo oral.

También la consultora Kantar predice que 2019 será un año en que las marcas “alzarán” la voz y los profesionales de marketing empezarán a explorar el uso de la tecnología oral por vías “más creativas”.

“¿Qué os parecerían unas audiorecetas patrocinadas por los fabricantes con enlace a una cesta de ingredientes?, se pregunta la consultora en su último informe.

Las funciones de voz se extenderán a más objetos, incluso a los que ahora no son tan inteligentes, como microondas o cualquier otro, añade la consultora.

“¿Qué os parecerían unas audiorecetas patrocinadas por los fabricantes con enlace a una cesta de ingredientes?, se pregunta la consultora en su último informe.

Las funciones de voz se extenderán a más objetos, incluso a los que ahora no son tan inteligentes, como microondas o cualquier otro, añade la consultora.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *