Proyecto de ley sobre impuesto GAFA llega a cámara de diputados en Francia

AFP- El proyecto de ley destinado a gravar a los gigantes de internet comenzará a ser debatido por los diputados franceses el lunes, un proyecto que de convertirse en ley haría de Francia el pionero en la materia a pesar de las fuertes críticas de Estados Unidos.

El ministro de Economía francés, Bruno Le Maire, que impulsó el texto, ve en él «una etapa» hacia un régimen impositivo «del siglo XXI, más justo y más eficaz».

El impuesto GAFA, acrónimo que engloba a Google, Amazon, Facebook y Apple, así como los otros gigantes de internet, se inspira de un proyecto de directiva europea que no prosperó debido a las reticencias de cuatro países (Irlanda, Suecia, Dinamarca y Finlandia).

Para el ministro, que destacó que otros países europeos, como Austria, tienen proyectos similares, servirá como «palanca» en las negociaciones internacionales. Le Maire espera que se alcance un acuerdo antes de 2020 dentro de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) y asegura que cuando se alcance, Francia retirará «naturalmente este impuesto nacional».

La OCDE está encabezando las conversaciones destinadas a gravar a los GAFA, empresas que generalmente optan por instalar sus sedes en países que ofrecen un régimen tributario atractivo para así reducir su tributo calculado en función de su facturación, lo que priva a los países en donde se llevan a cabo las operaciones comerciales de miles de millones de dólares en impuestos.

Pero la promesa de Le Maire no sosiega a Washington, que estima este gravamen «extremadamente discriminatorio para las multinacionales con sede en Estados Unidos».

El secretario de Estado estadounidense, Mike Pompeo, exhortó el jueves a Francia a que renuncie al impuesto.

«El secretario Pompeo urgió a Francia a no aprobar un impuesto sobre los servicios digitales, que tendría un impacto negativo en las firmas tecnológicas estadounidenses y en los ciudadanos franceses que las usan», dijo el Departamento de Estado en un comunicado.

El presidente francés, Emmanuel Macron, anunció este impuesto en diciembre, en plena crisis social de los «chalecos amarillos». El gobierno espera que contribuya a financiar parte de los 10.000 millones de euros de medidas de urgencia que decidió para apagar la crisis.

En concreto el impuesto concierne a las actividades digitales que «crean valor gracias a los internautas franceses». Se basa «en la noción de ‘trabajo gratuito’ de los usuarios», según el relator de la ley, Joël Giraud, del partido en el poder.

Para el ministro, «la evaluación de la Comisión Europea es indiscutible: en promedio, las grandes empresas de internet pagan 14 puntos menos de impuestos que las otras empresas» en Europa (9% contra 23%).

El impuesto debe concernir a las empresas con una facturación por sus actividades en internet de 750 millones de euros en el mundo y de más de 25 millones de euros en Francia. La idea es gravarlas con un 3% de la facturación alcanzada en Francia por las publicidades en línea, la venta a terceros de datos personales e intermediación, a través de plataformas, de empresas y clientes.

Unos treinta grupos calificarían según las categorías de esta ley, empresas como Meetic, Amazon, Airbnb, Instagram o la francesa Criteo. El fisco recaudaría con este impuesto unos 400 millones de euros en 2019 y 600 millones en 2020-2022.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *