Cómo hacer que funcione el Green Deal europeo

A través de un interesante podcast, en el Centro de Investigación Europeo BRUEGEL, se conversó acerca del mejor funcionamiento del Nuevo Pacto Verde que se viene discutiendo en la Comisión Europea.

POR: GRÉGORY CLAEYS , SIMONE TAGLIAPIETRA Y GEORG ZACHMANN 

Ursula von der Leyen ha propuesto un acuerdo verde europeo que haría que Europa fuera neutral para el clima en 2050. Con esta contribución política, los autores proporcionan un primer análisis sobre cómo hacer que esta iniciativa funcione.

La presidenta designada de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, ha convertido el cambio climático en una de las principales prioridades, prometiendo proponer un Acuerdo Verde Europeo que haga que el clima de Europa sea neutral para 2050. El Acuerdo Verde Europeo debe concebirse como un mecanismo de reasignación, fomentando cambios de inversión y mano de obra sustitución en sectores económicos clave, mientras se apoya a los segmentos más vulnerables de la sociedad a lo largo del proceso de descarbonización. Los cuatro pilares del acuerdo serían la fijación de precios del carbono, la inversión sostenible, la política industrial y una transición justa.

Primero: se debe establecer un precio de carbono significativo para todos los sectores, fortaleciendo el sistema de comercio de emisiones de la UE (ETS) y presionando a los países de la UE para que aumenten el precio de las emisiones no cubiertas por el ETS. Para garantizar un mecanismo robusto contra la fuga de carbono, se debe preparar un impuesto fronterizo de carbono. Sin embargo, dicha medida será extremadamente difícil desde el punto de vista político, y la futura política climática de la UE no debería basarse en su implementación exitosa. Por lo tanto, primero deben establecerse otros instrumentos, incluidos los subsidios para las exportaciones bajas en carbono y las normas ambientales más estrictas que los importadores deben cumplir para acceder al mercado de la UE.

Segundo: el precio del carbono debe complementarse con una estrategia de inversión sostenible que empuje a las empresas a cambiar de tecnología y promueva el cambio de comportamiento entre los ciudadanos, compensando los costos crecientes que enfrentan debido a los precios más altos del carbono. La inversión ecológica debe promoverse desplazando los fondos actuales de la UE hacia este propósito al tiempo que permite a los países de la UE apoyar la inversión ecológica, e incentivando la inversión privada a través de medidas regulatorias y a través del apoyo a los bancos promocionales europeos.

Tercero: la industria europea debería fortalecerse mediante el apoyo a la innovación verde disruptiva; creando las condiciones para que prosperen las empresas innovadoras, verdes y europeas (por ejemplo, a través de nuevos estándares de productos y mediante contratos basados ​​en el carbono para la diferencia para garantizar la competencia entre las empresas por las tecnologías más eficientes); y a través de medidas para exportar el Acuerdo Verde Europeo sobre la base de una reforma de la política de vecindad y desarrollo de la UE.

Cuarto: las consecuencias sociales adversas de las políticas climáticas deben tenerse en cuenta y minimizarse en cada propuesta europea de política climática. Los impactos inevitables deben abordarse mediante medidas de compensación específicas. El alcance del Fondo Europeo de Adaptación a la Globalización puede ampliarse y el mecanismo puede ajustarse para ayudar a la transición en las regiones mineras de carbón.

Bajar el documento y escuchar el podcast aqui Think Tank Bruegel

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *