Plataforma de crowfunding «Fundeen» en serio avance y crecimiento

FUNDEEN, la empresa de los hermanos Nacho y Adrián Bautista que ha sido considerada entre las 100 mejores startups del mundo pretende democratizar el acceso a proyectos energéticos renovables mediante el crowdfunding. Lo viene consiguiendo, aunque sus planes de expansión son mayores Sustainability conversó con su CEO, Nacho Bautista, uno de los hermanos, para que nos cuente un poco más de esta plataforma y de sus planes. Cuéntanos un poco la historia de tu emprendimiento, ¿cómo nace? “Fundeen” nace cuando yo trabajaba en el mundo de las energías renovables. Gestionaba proyectos que eran, normalmente, propiedad de un fondo de inversión, que nos delegaba la gestión a un proveedor de servicio, en este caso, donde yo trabajaba. Me di cuenta del impacto que tenían los fondos. Quería entra a uno. El problema fue que para entrar a uno necesitaba una aportación mínima de 200,000 euros, que no está al alcance de las personas comunes. Por otro lado, conocíamos el mundo de crowdfunding y decidimos juntar estas ideas para lanzar “Fundeen”, que es una plataforma que democratiza las inversiones renovables al permitir a cualquier ciudadano invertir desde 500 euros. ¿Desde la fecha de fundación de “Fundeen” hasta la actualidad, cuáles han sido los avances más importantes? “Fundeen” nació como empresa real en Julio de 2017. En enero del año pasado, conseguimos presentar la autorización de la Comisión Nacional de Mercado de Valores (CNMV). Todo el mundo del crowdfunding en España está regulado y autorizado por la CNMV. En noviembre hemos conseguido que nos autoricen y ahora en la próxima semana conseguiremos que nos inscriban en el registro oficial para sacar los proyectos. Estos han sido uno de los avances más importantes como negocio. Hemos sido, también, una de las 100 mejores startups finalistas del South Summit. Así como también pudimos cerrar una ronda de financiación y conseguir préstamos participativos de estatales y ayudas por el desarrollo y el concepto de innovación. ¿Cuáles son los proyectos más emblemáticos que has logrado apalancar? Tenemos proyectos de todo tipo. Principalmente, tenemos proyectos de energía fotovoltaica, que son los proyectos que producen electricidad a través de los paneles solares mayormente usados en las carreteras. También, tenemos un proyecto eólico, un proyecto de biomasa y de hidroeléctrica, pero estos son minoritarios porque hay menos penetración de estas tecnologías. Dentro de la fotovoltaica, tenemos proyectos de todo tipo, el primero que vamos a sacar es un proyecto pequeño, 40 mil euros de financiación apenas: un autoconsumo para un campo de golf que abre en una zona comercial y necesita abastecer la energía utilizando nuestra planta fotovoltaica.

«Las empresas tienen interés de por sí por el simple hecho de promover inversión de este tipo. Además, estamos viendo la forma de introducirlas dentro del plan de retribución flexible»

¿Esa planta fotovoltaica dará los 40 mil? 40 mil euros es lo que cuesta construirla y dará 30 kilovatios, o sea que genera unas alrededor de 1700 horas. ¿Tu empresa apalanca fondos de la comunidad internacional, de un privado interesado o de diversas fuentes? Un poco de todo. Nosotros nos dirigimos principalmente a particulares, gente que tenga voluntad de invertir parte de sus ahorros a conseguir una rentabilidad. Al final nosotros buscamos una rentabilidad por encima del 7 por ciento. Si tienes una voluntad de poner a funcionar ese dinero que tienes parado en el banco y te genera gasto, “Fundeen” es una plataforma que te genera rentabilidad y tiene un impacto. Todos los particulares que quieran unirse son el público al que nos dirigimos. Además, tenemos diferentes ideas de iniciativas para conseguir llegar a más gente. Por ejemplo, estamos cerrando un acuerdo con corporativas, algunas están en el IBEX35, y lo que estamos haciendo es intentar promover las inversiones renovables entre los empleados. Esta es una acción que a las empresas les vale como RSC (Responsabilidad Social Corporativa). Las empresas tienen interés de por sí por el simple hecho de promover inversión de este tipo. Además, estamos viendo la forma de introducirlas dentro del plan de retribución flexible, es decir, que si tú cobras 20 mil euros, destinas 2 mil a inversiones en renovables, estos 2 mil estarían fuera de tributar como IRP, con lo cual son acciones que les gusta mucho a las empresas. ¿Existe alguna legislación que ayude a las empresas a invertir en renovables o los exonere de impuestos?  No, el encaje fiscal valdría para todo tipo de inversiones. En su día había muchas deducciones fiscales por inversiones renovables de las empresas. Ya las quitaron. Pero claro, a las empresas tampoco les interesa ofrecer cualquier producto de inversión, les interesa un producto que tenga algún mensaje de RSC, que no solo les ofrezcan un producto nuevo en ese plan de retribución flexible, sino que también proyecte un impacto. ¿Cuál es el proyecto más grande que tienes? Nosotros podemos pedir una financiación máxima de 2 millones de euros en nuestra plataforma. Este es el límite que pone la CNMV, generalmente. Con lo cual, allí entran proyectos que, incluso si pueden tener un esquema de financiación bancaria, podemos estar hablando de proyectos, a lo mejor, de 4 a 5 megavativos. Siguen siendo proyectos que adquiere una escala suficiente para conseguir rentabilidades tan buenas como las de 50 o 500 megavatios que se hacen a otra escala. ¿Una torre eólica puede costar alrededor de 2 millones de euros? Eso es, una torre eólica tiene aproximadamente ese valor, dependiendo del tipo, pero te proporciona algo más de 2 megavatios ¿”Fundeen” podría entrar en proyectos de torres eólicas? Sí, claro. Tenemos un proyecto eólico en la zona de Cádiz. Tienen muy buen viento. Ahí llevan muchísimos años con energía eólica. Están repotenciando el parque quitando torres antiguas, muy pequeñitas. En un parque había ochenta; ahora, habrá ocho grandes más eficientes. Nuestro proyecto es de dos torres. Se pueden separar en dos financiaciones diferentes, para no sobrepasar los dos millones que se tiene como máximo. En el marco del porcentaje entre eólica, fotovoltaica, biomasa y cualquier otra renovable, ¿dónde está “Fundeen”? A nivel de tamaño, cuando te metes a eólica, es muy grande, Nosotros cuando financiemos el proyecto de eólica será lo mismo que 10 proyectos fotovoltaicos. Pero, si queremos poner un número a nuestros proyectos, un 80% son fotovoltaicos, otro 10 % eólicos y en el 10% sobrante entran muchos otros tipos, como puntos de recarga en gasolineras, centros comerciales, con paneles solares . El ingreso a la bolsa de valores les está permitiendo a ustedes jugar en otras ligas, ¿qué está haciendo “Fundeen” en estas ligas? Ya no es solo jugar en las ligas mayores, que sí que por supuesto nos permita profesionalizar mucho el producto que tenemos, sino que nos da una ventaja competitiva frente al resto de plataformas de crowfunding. En España hay alrededor de 27. Creemos que realmente aporta mucha confianza a los inversores y es una decisión que tomamos desde el principio. No íbamos a financiar nada hasta que no tengamos la autorización. Buscamos ofrecer a la gente un producto en el que confíen. Brindamos mucha transparencia. ¿Cuál es el proyecto que está más cerca de desarrollarse? Nosotros buscamos proyectos que estén, como nosotros llamamos, “ready to build”. Es decir, proyectos que al día siguiente de conseguir los fondos en la plataforma, puedan comenzar su construcción. Buscamos proyectos que tengan toda la tramitación administrativa de licencias previas solucionadas. Entonces, acompañamos a los promotores para que los proyectos alcancen ese estado de madurez. Tenemos varios proyectos en ese estado. De hecho, como te decía, el primer proyecto lo queremos sacar en cuanto nos inscriba la CMNV, que esperamos que sea la semana que viene. Esperemos que en San Valentín saquemos el primer proyecto.

«Incluso uno de los proyectos hidroeléctricos que tenemos está en Chile. Es un mercado actual muy interesante en el mundo de las renovables. El proyecto de Chile es una hidroeléctrica muy chiquita con una tecnología muy novedosa»

¿Eso significa empezar a construir? Significa que, en cuanto se capten los fondos, habrán 30 días de ventana en los cuales los inversores desde 500 euros pueden entrar al proyecto. Una vez se consiguen, en este caso serán 40 mil euros, se empieza la construcción. Siendo un proyecto pequeño de 30 kw, no toma mucho construirlo. Algo más de un mes. Al ser autoconsumos no tienen tanta burocracia, puesto que son proyectos pequeños. Cuando se conecta con la red eléctrica, sí existen distintos tramitas un poco más complejos.  ¿El proyecto da seguridad de consumo y de pago? Exacto, lo que se ha tratado es un contrato de compra-venta de energía a un precio fijo durante 15 años. Toda la energía que se le da al consumidor se factura a un precio que está establecido por contrato y, a partir del año 15, la instalación se la regalamos al consumidor. Durante esos 15 años conseguiría una rentabilidad de 6% para los inversores. Es decir, si tu pones mil euros, recibirás a lo largo de 15 años 1850, o sea, 6% anual. ¿”Fundeen” está solo en España o en otras partes de Europa? Lo curioso es que aquí en España no había ninguna plataforma como ésta. Nosotros hemos sido la primera de renovables, autorizada, pero de hecho en Europa sí hay plataformas. En Julio del año pasado, una plataforma holandesa consiguió levantar 10 millones de euros en un proyecto eólica usando el crowdfunding, pero con el ticket de ingreso aun más bajo que el nuestro. En Europa esto ya se está consolidando y en España, nada. Lo curioso es que en España tenemos la ventaja de recursos solares y eólicas mucho más grandes que muchas zonas de Europa. Yo creo que esto sucede por el problema legislativo que ha habido frente a las renovables aquí en España. Ahora se abre un nuevo mercado porque las renovables son más rentables. Sin ningún tipo de subvención la energía eólica ha bajado en costo de producción en un 90% y las renovales ahora tienen la capacidad de enfrentarse a las diferentes energías que existen en el mercado. Ha habido unos años en los que se ha tenido que hacer esfuerzos y Europa, eso sí no puedo negarlo, ha subvencionado la tecnología para ayudar al proceso.

El primer proyecto lo queremos sacar en cuanto nos inscriba la CNMV, que esperamos que sea la semana que viene. Esperemos que en San Valentín saquemos el primer proyecto.

¿Operas solo en España? Sí, solo en España ¿Podrías operar en otra parte?  Sí, es tan sencillo como ir a la CNMV británica, francesa, italiana, etc. para poder trabajar en otras partes. Hay que hacer una serie de trámites más simples que los 15 meses que nos ha llevado a nosotros aquí en España. Los proyectos los podemos hacer ahora mismo, el tema es captar los fondos. Por ejemplo, en el momento en que me dirijo al mercado económico portugués tengo que tramitar algunos papeles en Portugal. ¿Si levantas fondos acá puedes hacer un proyecto en otro país? Sí, incluso uno de los proyectos hidroeléctricos que tenemos está en Chile. Es un mercado actual muy interesante en el mundo de las renovables. El proyecto de Chile es una hidroeléctrica muy chiquita con una tecnología muy novedosa. Allí estamos avanzando con un promotor que va de la mano de Engie. Se está desarrollando el proyecto y están buscando propietarios o gente que quiera hacer la aportación para construirlo. Es decir, la localización de los proyectos no es importante a nivel de autorización legislativa, lo que importa es de dónde capto los fondos. Si nosotros nos dirigimos a un fondo español, tenemos que estar autorizados aquí. El tema dónde estén los proyectos es indiferente. Nos enfocamos en España, momentáneamente, porque estamos en una fase inicial y es donde tenemos los contactos y todas esas cosas, pero no hay un límite en la localización de proyectos. ¿Planes futuros de aquí a mediano plazo? Bueno, este 2019, empezar con todas las operaciones, financiar proyectos y democratizar la inversión de este tipo de activos renovables. Para finales de año, necesitaremos hacer una nueva aportación en la empresa para poder seguir creciendo. Probablemente lo hagamos con una plataforma de crowdfunding, para que los inversores que participan en el proyecto puedan participar en “Fundeen” como empresa y en 2020 plantear la idea de expandirnos a otros mercados. Ahora de inicio tenemos en mente Portugal e Italia, por las similitudes. Pero, bueno, seguro que de aquí al 2020 pasarán cosas que no vemos ahora pero igual no solo nos centraremos en esos países. Sí estamos interesados en la expansión a nuevas geografías.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *