Moda Sostenible: Conoce estos 7 tejidos sostenibles

Por: Emma Vilagran

Recuerdo que en una de las últimas clases de la asignatura “La industria de la moda” uno de mis compañeros preguntó a nuestra profesora cuál creía ella que era el futuro de la moda. En un momento en el que la aceleración de su ciclo – temporadas, semanas de la moda, desfiles-  y el llamado fast fashion es más que evidente, ella creía que el provenir residía en la innovación textil; en tejidos más sostenibles e inteligentes.

Muchas firmas están de acuerdo con esta afirmación. Es por esto que en los últimos años se ha invertido en la investigación y el desarrollo de tecnologías que han dado como fruto nuevos tejidos sostenibles.

En este nuevo panorama se añade un valor nuevo a las prendas: no solo se busca que sean bellas y que creen un vínculo con el comprador, sino que también se busca cuidar y ser responsable con el medio ambiente.

Por esto, es esencial que la materia prima sea sostenible, es decir, que el impacto social y ambiental de los materiales y las fibras textiles sea lo más reducido posible. Este impacto se puede medir a través de los siguientes parámetros:

  1. Uso de energía/emisiones de gases de efecto invernadero
  2. Uso de agua
  3. Uso del suelo
  4. Uso de químicos
  5. Relación con la biodiversidad

 

Si trabajas en el mundo de la moda, eres un apasionado de ella o eres consciente del planeta y quieres descubrir tejidos sostenibles para vestir de forma más responsable con el medio ambiente, sigue leyendo porque seguidamente os presentamos una lista de siete de estos tejidos.

CUPRO

El cupro es una fibra de celulosa regenerada que se consigue con linter, uno de los desechos del algodón. Mediante un proceso, se disuelve y se extrude, dando lugar a un hilo delicado, con una apariencia parecida a la seda. Entre las características de este material destacamos su alto nivel de confort, que es suave y fresco al tacto, transpirante, biológicamente seguro, cromáticamente brillante y completamente analérgico, por lo que es perfecto para las zonas más delicadas del cuerpo. Además, es 100% reciclable.

SEACELL

Es un tejido hecho a partir de celulosa y de algas marinas, concretamente de Ascophyllum nodosum – una alga que crece en las zonas rocosas del océano Atlántico-. Se fabrica con un proceso ecológico que permite obtener una fibra pura, natural y biológicamente degradable.  Además, también conserva las propiedades benéficas de las algas.

ORANGE FIBER

Se trata de un tejido biodegradable fabricado con los desechos de las naranjas italianas. Este material se consigue a través de diferentes nanotecnologías que extraen la celulosa del zumo de naranja. El resultado es un tejido parecido a la seda y la viscosa. La firma Salvatore Ferragamo ya ha usado este tejido para la colección “Ferregamo Orange Fiber Collection”.

SEAQUEL

Seaquel es un tejido producido con plásticos recogidos de los océanos que se basa en un proceso vertical ecológico. Para contribuir a preservar los océanos limpios, estos plásticos son recogidos con la ayuda de pescadores. Posteriormente, se seleccionan los trozos de PET -polietilentereftalato- para cumplir con las normas de calidad.  Seguidamente, los convierten en hilo y en la fase de tejido este se mezcla con fibras ecológicas, naturales, recicladas o recuperadas. Por último, se aplican tintes y acabados ecológicos.

FIBRA DE ORTIGA

Si alguna vez has rozado una ortiga y has sentido ese fuerte escozor, te puede parecer increíble la elaboración de este tejido. Sin embargo, desde la antigüedad la fibra de ortiga ha sido utilizada con estos fines. Puede resultar una opción muy interesante puesto que crece sin la necesidad de pesticidas o fertilizantes. Para crear el hilo, previamente se secan las plantas y después se cepillan para separar sus fibras. El resultado es un material resistente, fresco en verano y caliente en invierno.

FIBRA DE CAFÉ MOLIDO

Este tejido se fabrica a partir de posos de café reciclados de grandes cadenas como Starbucks, por lo que se trata de un proceso de producción circular, ya que la materia prima ya existe y el producto final se puede volver a compostar. Además, este tejido se caracteriza por un alto ahorro de energía, pues su capacidad de secado es hasta un 200% más rápida que la del algodón. Asimismo, también tiene cualidades anti-olor o de protección contra los rayos UV. Por todas estas cualidades, ya ha llegado a marcas tan conocidas como Timberland, American Eagle, North Face o Puma.

FIBRA DE PIÑA

Piñatex es un cuero vegetal hecho de fibra de piña que se presenta como una alternativa ecológica y sostenible al cuero animal. Se produce con las hojas de piña residuales en el proceso de cosecha por lo que no es necesario un cultivo adicional. Muchas firmas también se han interesado por este material, incluso en 2017 la activista Livia Firth lució en la alfombra roja de la  Met Gala un vestido de Laura Strambi hecho de este tejido.

 

Estos son solo algunos de los tejidos que están abriéndose camino en este nuevo panorama del mundo de la moda, que intenta dar respuesta a la creciente concienciación de la sociedad. Aunque cada vez aparecen más alternativas, es necesario que se siga invirtiendo más en este nuevo camino, pues la industria de la moda sigue siendo la segunda más contaminante del planeta según informes de la ONU. Como dice la diseñadora inglesa Stella McCartney en BOF -Buisness of Fashion-: todos debemos ser conscientes de cómo consumimos y cómo fabricamos; necesitamos ser un poco más “modernos”.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *