¿Estamos pensando en los puestos de trabajo que se ofrecen, la seguridad del trabajo, la paga justa?

“La producción que el mundo todavía celebra es lo barato, y lo barato no es compatible con lo sostenible; por lo que tenemos que hacer avanzar el mundo hacia una nueva perspectiva” 

Peter Holdbrook, Director Ejecutivo de Social Enterprise UK, nos recibió en Málaga, en el marco del NESI 2019, para conversar sobre sus impresiones de lo que estamos haciendo en el mundo y lo que se viene sobre las nuevas economías.

¿De qué trata tu proyecto de cambio?

Soy el director ejecutivo de una organización llamada “Social Enterprise UK”. Es una asociación nacional de miles de cooperativas y empresas, pero nuestra localización es en el Reino Unido. Soy británico, sin embargo, trabajamos en unos 20 países.

¿Trabajas directamente a través de la organización en estos 20 países?

Sí, en lugares como Paquistán y Etiopia. También en India. Ayudamos a desarrollar sus propios negocios sociales. Estamos contribuyendo con la construcción de las nuevas economías

¿Cuáles son tus principales tareas en esta organización?

Obviamente, representamos a miles de empresas sociales diferentes y trabajamos mucho en la investigación de políticas públicas y en pensar en cómo crear una economía más sostenible, donde el beneficio social positivo sea reconocido a través de la contratación del gobierno en las transacciones que se llevan a cabo. Por lo que buscamos grandes cambios políticos. Así como todos los días, tratamos de hacer productos más sostenibles en supermercados y tiendas.

¿Qué problemas ocurren al tratar de promover esta propuesta sostenible?

Creo que actualmente el mundo no valora ni reconoce lo suficiente los beneficios que podrían venir a través de diseños más sostenibles. La producción que el mundo todavía celebra es lo barato, y lo barato no es compatible con lo sostenible; por lo que tenemos que hacer avanzar el mundo hacia una nueva perspectiva. Los gobiernos tienen un gran papel porque cuando gastan miles de millones de euros o dólares o libras también compran barato, no miran hacia la sostenibilidad como una forma de crecimiento. Por lo tanto, tenemos que pensar en la naturaleza misma de cómo comerciamos. El centro del cambio debe venir desde la función social y política de los gobiernos.

¿Qué hay con respecto a las grandes compañías, crees que ellas estarán comprometidas con este tipo de acuerdos?

Creo que con las grandes empresas tenemos que reconocer que han surgido y están allí. Están diseñadas para maximizar los beneficios. No están diseñadas para resolver los problemas del mundo. Por lo tanto, debemos diseñar un tipo diferente de corporación si queremos comportarnos de manera diferente. Ese es un desafío de mediano plazo. Debemos repensar el sector corporativo.

Con respecto a los objetivos sostenibles del 2030, ¿has visto avances? ¿confías en que lleguemos a esos objetivos?

Creo que se han hecho progresos, pero ha sido demasiado lento. Gran parte del progreso ha sido en torno al conocimiento y la conversación, y tenemos que actuar rápidamente. Creo que todavía estamos perdiendo grandes cantidades de hábitat y biodiversidad. La producción de carbono, por ejemplo, sigue estando allí. Se sigue incrementando la emisión de carbono. Esto essobre lo que no tengo muchas esperanzas si continuamos como lo hemos hecho durante los cuatro cinco años. Creo que el mundo necesita un cambio dramático y el mundo parece que está ocurriendo solo un cambio moderado. 

En esta edición del NESI se discutió sobre la forma en cómo llegar a los Objetivos de Desarrollo Sostenible

¿Qué piensas que los grandes gobiernos de las economías más desarrolladas deben hacer para apoyar el cambio?

Bueno, en un mundo globalizado, cualquier nación, incluso las grandes economías, se limitan a enfrentar los peores ejemplos de una economía global; por lo tanto, la evasión fiscal es un problema para todos y ningún gobierno puede manejarlo por completo, requiere una cooperación internacional significativa y eso no existe. Creo que se pueden hacer algunos progresos y se están haciendo progresos en el Reino Unido, por ejemplo. Tenemos algo que se llama Ley de Valor Social que obliga al Estado a invertir en empresas que se preocupen por la sostenibilidad. Sin embargo, hay muchas oportunidades de mejora aquí. Nos estamos alejando. El gobierno gasta más de 200 mil millones de fondos de contribuyentes y ¿solo gastamos ese dinero a través de un lente del valor del precio? ¿Estamos pensando en los puestos de trabajo que ofrecen esos contratantes, la seguridad del trabajo, la paga justa?. Este tipo de preguntas deberían ser las preguntas que se hacen y creo que es un pequeño cambio en nuestra economía que definitivamente lo mejoraría para un mayor bienestar. Así que cada vez más estamos mirando a los países, no solo legislando, sino que gastamos el dinero de manera diferente y eso tiene el poder de afectar a los mercados. Si las grandes empresas ven que los gobiernos no harán negocios con ellos, sino adaptan sus procesos en esta nueva perspectiva, entonces se adaptarían y tendrían que evolucionar y cambiar. Mientras los gobiernos, en el largo plazo continúen haciendo negocios con Amazon o las grandes grandes corporaciones globales, que se resisten a cambiar, entonces no tendrán nada que cambiar.

Dices que haces investigaciones con tus organizaciones, ¿la haces junto con alguna universidad?

Bueno, esta es un área compleja, hay muchas áreas que investigar. Es muy interesante que las universidades están invirtiendo cada vez más dinero y recursos en temas de sostenibilidad relacionados con los estudios. Afortunadamente, esto está siendo impulsado por los propios estudiantes, los estudiantes lo están exigiendo. En lugar de que la investigación de las instituciones sea crítica, ya que tradicionalmente hacemos investigaciones basadas en evidencia que esperamos. Así que tenemos mucho más para la investigación en el trabajo que hacemos en nuestra empresa. Es un lugar importante para la investigación y la búsqueda de nuevas ideas para mejorar el medio ambiente y la economía en sí.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *