Empresas de gestión de activos de vuelta a la escuela

La firma global en gestión de inversiones institucionales y corporativas, Alliance Bernstein (AB), parte del Grupo francés AXA (octava en el mundo de la gestión de activos) está enviando a los profesionales de finanzas que manejan casi $ 600 mil millones en activos administrados, de regreso a la escuela. En esta oportunidad a la Escuela Climática.

Así es. Esta decisión es debido al cambio climático. Sus accionistas ya decidieron replantear su esquema formativo para poder tener un proceso de análisis y toma de decisiones que incorpore el clima en los riesgos a evaluar.

La firma global está creando lo que llama un plan de estudios primero enfocado en el riesgo climático y el rendimiento de las inversiones con el Instituto de la Tierra de la Universidad de Columbia, sede del respetado centro de investigación del Observatorio de la Tierra Lamont-Doherty.

Esto se inicia activamente, a partir del 2020. Todos los equipos de inversión en AB se inscribirán en un programa piloto durante el próximo año para aprender cómo evaluar los riesgos y las oportunidades de las empresas asociadas con temas como la gestión de la biodiversidad, el aumento del nivel del mar, los riesgos de incendios forestales, el modelo predictivo para el clima extremo y otras posibles consecuencias del cambio climático.

Según informan los organizadores de esta innovación, el impulso significa que los administradores de activos trabajarán más directamente con los hallazgos científicos y los datos en bruto en lugar de confiar en firmas de terceros para lo que ya puede ser un análisis filtrado. La firma espera utilizar los comentarios del programa para mejorar el plan de estudios para que pueda servir como modelo para la industria de inversión en general.

“Evaluar y factorizar el riesgo climático de una manera más integral y granular que la que se puede lograr a partir de modelos económicos relativamente contundentes y engañosos tendrá impactos de largo alcance”, dijo Alex Halliday, director del Earth Institute de la Universidad de Columbia. “Por lo tanto, esta empresa es muy necesaria y profundizará el conocimiento de los miembros del sector financiero para tomar decisiones informadas basadas en un planeta que está cambiando debido al calentamiento global”.

El apoyo de los accionistas a las resoluciones relacionadas con el clima en las empresas en las que invierten alcanzó un máximo histórico del 30% en la última ronda de presentación de poderes, y las firmas de gestión de fondos y activos se están diferenciando en cómo responden al medio ambiente, la sociedad y la gobernanza demandas de sus clientes inversores, así como cómo ellos también tienen en cuenta los riesgos únicos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *