Un proyecto social español entrega lámparas solares en la Amazonía y África

EFE – Sustituir las lámparas de queroseno, que utiliza la población brasileña de la Amazonía y de África, por lámparas solares es el objetivo de la asociación española sin ánimo de lucro, «Light Humanity», dedicada a combatir la pobreza energética y el cambio climático desde 2018.

El próximo 15 de mayo, la asociación sin ánimo de lucro iniciará la segunda campaña de reparto de lámparas solares en el municipio brasileño y amazónico de Breves, donde viven alrededor de 50.000 personas sin acceso a la electricidad.

En la Amazonía y zonas rurales de África y del resto del mundo es común la utilización de lámparas de queroseno para iluminación, porque según un informe de 2018 de la Agencia Internacional de la Energía (AIE), 1.000 millones de personas carecen de acceso a la electricidad, lo que equivale a “1 de cada 7 personas en el mundo”.

La combustión del queroseno emite unas partículas de hollín que son “perjudiciales” para la salud, y también suponen un potente factor de calentamiento global, ya “este carbón negro es capaz de absorber los rayos del sol y calentar el aire, siendo un agravante en el calentamiento del planeta”, ha explicado Calderón.

El proyecto se financia gracias a la venta de productos para acampada basados en tecnología solar de Light Humanity en territorio europeo, de tal forma que por la compra de uno de ellos, se destina una lámpara solar a las familias que carecen de electricidad para que “tengan la oportunidad de encender una luz”.

En esta ocasión la iniciativa contará con la producción de un “documental educativo”, realizado por el videógrafo social Carlos Martínez, bajo el lema ‘Comparte el sol’, con el objetivo de “acercar el problema de la pobreza energética al público español”.

La entidad ha entregado más de 100 lámparas solares proporcionando así el acceso a electricidad a más de 1.000 personas, y pretende alcanzar la cifra de 350 con la nueva campaña del Amazonas.

La iniciativa ha evitado la emisión de más de 13.000 kilogramos de dióxido de carbono (CO2) y tiene en marcha próximos proyectos en Chibabava (Mozambique), donde pretenden enviar miles de lámparas solares antes de que acabe 2019 gracias a la coordinación con organizaciones locales.

Desde sus inicios, en 2018, la entidad ha entregado más de 100 lámparas solares (una por familia) y pretende alcanzar las 350 con la nueva campaña del Amazonas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *